Güell (Proyecto)
Proyecto y Dirección de Obra

Ubicación Buenos Aires, Argentina
Sup Total 600 m²

Al contar con un lote de generosas dimensiones para esta vivienda de 600 m2, se optó por apoyar la casa contra uno de los lados, colonizando el lateral y frente del terreno de manera tal que genere diversas situaciones abiertas de calidades diferentes hacia el jardín y respondiendo de manera más privada hacia el frente.
El proyecto se sintetiza en 3 volúmenes claramente diferenciados. Cada uno de ellos tiene una identidad que lo define y agrupa las diferentes áreas de la casa: social, privada y servicios.
El área privada, que contiene cuatro suites, aparece como un prisma que se apoya por sobre los otros dos, en la planta alta, volando el frente y el contrafrente, generando el semicubierto de acceso y una galería para el estar. Dos de sus caras se desmaterializan, utilizando grandes paños vidriados en busca de mejores visuales hacia el jardín y las arboledas circundantes.
El área social atraviesa la planta, desarrollando longitudinalmente las funciones de mayor uso diario: el estar, el comedor, la cocina con su comedor diario y un family room. Dicha área aparece contenida por un muro envolvente de piedra que abraza a estos ambientes y genera una espalda más ciega hacia el frente, y una apertura total hacia el jardín.
Todos estos espacios se encuentran articulados con variadas situaciones exteriores mediante una galería longitudinal, las cuales gozan de calidades y sensaciones enriquecidas por patios, espejos de agua o la piscina con un puente. El brazo de la envolvente que toma el frente del terreno, remata en un estudio acustizado para producción musical que cuenta con un patio vinculado a un salón de usos múltiples que flota sobre el espejo de agua.
El área de servicios aparece como la segunda base de apoyo para el prisma de la planta alta, adosándose a la espina estructural de la casa, la social, generando detrás de sí un patio para usos relacionados al servicio: cochera cubierta para dos autos, departamento de servicios, lavadero y sectores de baulera.
La simpleza volumétrica con la que cuenta esta casa, permite el uso de materiales de texturas rugosas en grandes superficies, como la piedra o la madera, o de materiales que prácticamente desmaterializan el límite del interior con el exterior como el vidrio. En planta alta, se utiliza el hormigón visto como marco para los dormitorios, jactándose de su simplicidad y esencia, que no necesita de revestimientos.
Para las losas y piezas horizontales se utilizaron encofrados de fenólicos plásticos lisos y para los tabiques encofrados de tablas de madera de largos variables. El uso de travertino en los pisos y su continuidad con las situaciones de exterior y pileta, se suman a los detalles en madera y terminan de darle la calidad y calidez espacial a esta vivienda.