Casa Línea Proyecto
2016
Ubicación Lobos, Buenos Aires

Cuando se realizaron las primeras reuniones con los futuros habitantes de esta vivienda, le plantearon al estudio que querían una casa de dos plantas, con una cinta importante, que cubra todo el terreno.
Al avanzar con el trabajo e ir a conocer el barrio, conocer a la familia con sus valores y sentimientos, se preparó un anteproyecto distinto; el ver el lote con mucha pendiente hacia la laguna cambió todo.
Se propuso una casa en planta baja, despojada, cerrada al frente y totalmente abierta al fondo. Una vivienda simple con tres patios, romántica que permita incorporar el pasado, el presente y soñar el futuro.
Al mostrarla, los clientes se quedaron un rato sin palabras, los diseñadores explicaron lo que pensaron e imaginaron y ellos devolvieron un premio mágico. Mi vieja me dijo que me iba a regalar su silla de mimbre para que la tengamos en la futura casa, en ese momento pensaba que nada iba a tener que ver con el diseño, pero ahora tiene su lugar, afirmó el dueño.
A plantear este diseño lineal, también se logró completar los dos lotes en los que está emplazado el proyecto, dándole una importancia significativa a la geometría. A pesar de los pocos metros disponibles, se utilizaron patios internos en posiciones estratégicas para que esté presente la naturaleza y los baños tengan vidrios y asoleamientos sin perder intimidad.
Dentro de la idea de austeridad se decidieron usar los materiales en su estado natural: madera reciclada, pisos y techos de hormigón, y aberturas de doble vidrio. Aprovechando el gran desnivel que genera el lote hacia la laguna, se diseñó una pileta con desborde infinito que queda colgada de la barranca que se genera con la pendiente hacia la laguna.